Problemas en la absorción de medicamentos en el paciente ostomizado

por
Marta Samartín Toimil
Dietista-Nutricionista
Licenciada en Farmacia por la Universidad de Santiago de Compostela
Grado en Nutrición Humana y Dietética en la Universidad Alfonso X el Sabio
Cursó Especialización en Ortopedia en la Universidad de Santiago de Compostela

medicamentos

La Ostomía

    Se conoce como paciente ostomizado a aquel que ha sufrido una intervención quirúrgica para abocar un órgano hueco hacia el exterior en un punto diferente al orificio natural. Esta nueva abertura creada se denomina estoma. Considerando la función de este podremos diferenciar lo estomas de ventilación (mantiene una vía respiratoria), estomas de nutrición (vía abierta para la alimentación del paciente), estomas de drenaje (mantienen funciones drenantes) o estomas de eliminación (suponen la salida del contenido fecal o urinario al exterior). Dentro de estos últimos los más frecuentes afectan al aparato digestivo o al excretor, pudiendo presentar un carácter transitorio o definitivo.

anticancerfund_org_colostomia

    Dentro de las ostomías de eliminación se denominan en función de su ubicación, siendo las enterostomías las practicadas en el intestino y dentro de las cuales diferenciamos las colostomías (practicadas en el colon; ascendente, transversa, descendente, sigmoidostomía) ó ileostomías (practicadas en el íleon).
Se conoce por colostomía la exteriorización del colon a través de la pared abdominal y la ileostomía supone la sutura del íleon a la piel, tras su exteriorización a través de la pared abdominal.

PeriodistaDigital_com_BlakeBeckford

La Absorción

    Con frecuencia el paciente ostomizado se encuentra sometido a tratamiento farmacológico y a menudo el efecto previsible de los medicamentos administrados podría verse afectado por factores relacionados con el estoma (modificaciones en la absorción del fármaco, efectos adversos, alteraciones de la función intestinal…) o por la forma galénica utilizada en su medicación.

digestion-illustration

    En función de la longitud del intestino funcional y la sección intervenida del mismo, se podrán ver afectadas funciones como la motilidad o el proceso absortivo. En general los pacientes portadores de colostomías distales mantienen condiciones adecuadas de absorción y sin embargo, los que han sufrido colostomía ascendente o transversa, más en concreto los ileostomizados, pueden manifestar problemas de absorción particularmente si se trata de formas galénicas gastrorresistentes o de recubrimiento entérico. Este tipo de forma farmacéutica impide la liberación del principio activo a nivel gástrico, y por tanto evita la inactivación del mismo por parte del jugo gástrico, irritando la mucosa y disminuyendo la concentración de fármaco en mucosa intestinal (que es donde se buscaría el efecto).

    Mención especial también deben recibir las formas de liberación controlada o retardada de dosis de fármaco a lo largo del tracto gastrointestinal, pues en este caso la liberación del principio activo se produce con mayor lentitud de manera que persisten a lo largo del intestino delgado. En caso de resección de un segmento importante del íleon y por consiguiente un incremento de la motilidad, podría darse lugar a una deficiente absorción del principio activo, que traería consigo una disminución del efecto farmacológico tanto en intensidad como en duración.

    Aún sabiendo que la ciencia avanza deprisa, la efectividad de absorción de medicamentos en el paciente ostomizado continua siendo un aspecto controvertido, pues todavía se necesitan nuevos hallazgos que esclarezcan un tema tan complejo como este.

    Es bien conocido que [a excepción de la administración intravenosa] para que un fármaco produzca un efecto sistémico debe experimentar, previamente, un proceso de absorción, que puede ser influenciado por factores de naturaleza muy diversa (pH, liposolubilidad, presencia de alimentos, motilidad digestiva). A pesar de que los fármacos administrados por vía oral pueden absorberse parcialmente en el estómago (ácidos débiles, moléculas pequeñas), el intestino por sus características anatomofisiológicas, amplia superficie y elevado flujo sanguíneo, constituye el órgano principal de absorción para la mayor parte de las moléculas.

malatiadecrohn

    Es con lo cual preciso efectuar un seguimiento minucioso de la efectividad del tratamiento y, especialmente en terapia dirigida al control de enfermedades crónicas (hipertensión, asma, epilepsia), considerar, ante una reducción del control del proceso, la posibilidad de un defecto de absorción.

    Como indicio visible de absorción incompleta, la aparición de cápsulas o comprimidos, enteros o fraccionados, en el dispositivo colector de la ostomía, podría alertar sobre este fenómeno. Ahora bien, debe recordarse que existen formas especiales cuyas envueltas no se degradan y aparecen en heces, una vez que la absorción ha tenido lugar. Sería el caso de las formas OROS®. Resulta pues recomendable que los portadores de enterostomías examinen en sus dispositivos la presencia de formas no disueltas y lo notifiquen al personal sanitario.

Datos a tener en cuenta en el paciente ostomizado

    Las características de las heces tienen especial importancia en los pacientes ostomizados. Para minimizar los inconvenientes asociados a la expulsión del contenido fecal a través del estoma, se pretende que presenten poco volumen, consistencia sólida y no produzcan mal olor ni liberen una cantidad excesiva de gas.

fuenlabradanoticiaseii

  • Medicamentos que producen estreñimiento: Fármacos utilizados en la enfermedad de Parkinson, antihistamínicos H1, antidepresivos tricíclicos y afines, IMAOS, antipsicóticos, antiarrítmicos del grupo IA y IIA (especial interés en ancianos), analgésicos opioides, antihipertensivos, antiácidos, antineoplásicos…
  • Medicamentos que producen diarrea: desde el punto de vista farmacológico la diarrea es una de las reacciones adversas más frecuentes tras la administración de medicamentos. Un episodio puntual no compromete el estado del paciente, pero en ileostomizados las consecuencias podrían llegar a ser graves. Antibióticos, tratamiento en la enfermedad de Alzheimer, antihipertensivos (captopril, lisinopril; ojo ancianos), antiácidos y protectores de la mucosa gástrica, antiartríticos, antigotosos, agentes antieméticos (evitan los vómitos: Motilium, primperan), los propios laxantes, inmunosupresores, antineoplásicos o los propios excipientes que acompañan al princpio activo.
  • Agentes que producen flatulencia o acúmulo de gas: A través de la colostomía se expulsan gases producidos en el colon por la acción de bacterias aerobias y anaerobias sobre los alimentos. La salida de gases no es controlable por el paciente y no guarda relación con el horario de ingesta. Igualmente, una ileostomía normal produce una pequeña cantidad de gas que puede aumentar con las comidas muy condimentadas o con determinado tipo de alimentos. Clásicamente, las legumbres, el brécol, la coliflor y la cebolla, así como la cerveza, producen excesiva eliminación de gas.

    Esto puede suponer una incomodidad para el paciente. Entre los más frecuentes figuran los laxantes, antibióticos del grupo de los macrólidos, hipolipemientas o el antidiabético oral Acarbosa. Existen también fármacos capaces de reducir los gases facilitando su disgregación como la dimeticona o simeticona (aerored, cleboril, flatoril), derivados de la silicona (enterosilicona), sin embargo la eficacia real de estos productos todavía no está dilucidada.

caca-whatsapp

Medicamentos que cambian las características organolépticas de las heces

Existen fármacos que cambian el color, olor y apariencia de las heces que pueden preocupar al paciente si no fueron avisados previamente por el personal sanitario. En la tabla se pueden observar algunos cambios:

Tabla_Farmacos_color_heces

Conclusiones

  • Los problemas relacionados con la absorción de fármacos por vía oral están estrechamente ligados a la forma farmacéutica de los mismos por lo que habrá que seguir investigando para lograr una galénica adecuada para este tipo de patologías.
  • La posibilidad de que ciertos medicamentos alteren la evacuación intestinal y la consistencia de las heces altera el bienestar de las personas colostomizadas e ileostomizadas.
  • Los efectos yatrógenos sobre las características organolépticas de las heces (olor, gases, color) tienen repercusión directa en la autoimagen y la vida del paciente.
  • Es imprescindible prestar atención a los estados carenciales (de vitaminas y minerales) y solventarlos mediante la adiministración de suplementos indicados.

Resulta interesante el estudio detallado de cada caso y su situación personalizada, el conocimiento exhaustivo de las características del medicamento a administrar y la experiencia clínica como factores que contribuyen de manera decisiva al éxito en el tratamiento.

Ángela Paz
Presidenta en ASSEII
Ángela fue, es y será una activa colaboradora de diversas organizaciones dedicadas al desarrollo infantil y juvenil, además de ser una de las fundadoras de ASSEII junto a Sebastián y Víctor.
A sus espaladas cuenta con un amplio currículum social y laboral.
Ángela Paz on EmailÁngela Paz on Facebook