¿Qué son las EII?

¿Que son las enfermedades Inflamatorias Intestinales?

La denominación de enfermedad inflamatoria intestinal (EII), se usa para referirse a una serie de enfermedades crónicas, de causa desconocida, que afectan a nuestro aparato digestivo, entre ellas están, la enfermedad de Crohn (EC) y la colitis ulcerosa (CU).

En el caso de la colitis ulcerosa se inflama sólo el colon o  el intestino grueso; en el caso de la enfermedad de Crohn puede inflamarse todo el tubo digestivo, desde la boca hasta el ano, esta inflamación intestinal provoca los síntomas más frecuentes de la enfermedad, las denominadas manifestaciones intestinales ( dolor abdominal, diarrea, sangrado rectal, pérdida de peso). en algunos pacientes, puede producirse también síntomas o complicaciones fuera del tubo digestivo (piel, ojos, articulaciones) que llamamos manifestaciones extra intestinales.

 

 

Las EII cursan en brotes (periodos activos de la enfermedad), que pueden alternar con periodos sin síntomas de la enfermedad; existen medicaciones que nos permiten controlar brótes y otras que intentan (y muchas veces consiguen) evitar que esos brotes aparezcan, disminuyendo las implicaciones, o los ingresos en hospital, la realización de pruebas innecesarias o incluso la necesidad de cirugía.

Para conseguir estos objetivos tenemos, que tomar medicación de forma continuada (al tratarse de enfermedades crónicas el tratamiento también debe ser crónico). Por eso es importante que seamos constantes en la toma de medicación.

No olvidemos que el objetivo del tratamiento es la mejora de la calidad de vida, la cual conlleva el poder realizar nuestras actividades diarias e intentar alcanzar un nivel de salud óptimo…

Esto lo podemos conseguir, si seguimos los consejos de tus médicos, enfermeras, con el apoyo de tú familia, amigos y otros pacientes de EII, que participamos y colaboramos con esta asociación.

Dr. Daniel Carpio López

Especialista en Inflamatorio Intestinal.

 

En España no existe un registro oficial de pacientes pero se estima que entre 84.000 y 120.000 personas tienen esta afección (el 42% tiene la enfermedad de Crohn y el 48% colitis ulcerosa). Una de cada 450 personas padece de estos problemas, según la Sociedad Española de Patología Digestiva, pero se prevé que la prevalencia de esta enfermedad crónica aumente en los próximos años.

¿A qué edad se suele presentar esta enfermedad?
La Enfermedad Inflamatoria Intestinal afecta por igual a hombres y mujeres. Puede presentarse en cualquier etapa de la vida, sin embargo el diagnóstico se hace más habitualmente en pacientes de entre 20 y los 40 años. Además, según los últimos datos presentados por la Organización Europea de Crohn y Colitis y la Federación Europea de Crohn y Colitis Ulcerosa, en España la incidencia de esta enfermedad ha aumentado un 200% en menores de 18 años.

La Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII) ha ganado especial relevancia en los últimos años debido principalmente al incremento en el número de casos, especialmente en adultos jóvenes, así como el gran impacto social y económico que genera. A pesar de que en los últimos años se han incrementado los esfuerzos para difundir la relevancia de esta enfermedad, todavía queda un largo camino por recorrer para aumentar el nivel de concienciación en la sociedad. Asimismo, se requieren acciones que fomenten una mayor especialización en la atención y cuidado del paciente y que incrementen el grado de implicación y los recursos destinados a la investigación de nuevos tratamientos.

Incidencia en el área sanitaria de Pontevedra
Entre Crohn y Colitis Ulcerosa se hace el seguimiento a 1.200 pacientes que pasan por las consultas de digestivo del complejo hospitalario del área sanitario de Pontevedra y el incremento de esta patología al año es de 120 pacientes en nuestra área, una barbaridad. Destacar que la zona de Marín junto con la de O Grove es donde existe el mayor número de afectados por estas dos dolencias.

Aunque la edad de diagnóstico suele darse en la adolescencia y la primera etapa de la edad adulta, entre los 15 y 40 años, uno de cada diez nuevos casos son menores de 15 años. El problema de detectar la enfermedad en edades tan tempranas es que «hay más riesgo de que su evolución sea peor y tengan más complicaciones», ya que se produce cuando el menor se encuentra en pleno desarrollo. De hecho, en menores con enfermedad de Crohn y Colitis Ulcerosa se puede producir un retraso y hasta interrupción en el crecimiento, que suele venir precedido por una pérdida de peso, y en los adolescentes supone un gran impacto físico y emocional, además de repercutir también a nivel social, familiar, laboral y educativo, por eso es importante que se den a conocer entre la sociedad a través de diferentes jornadas y proyectos.

A todo eso se une también un impacto psicológico, tanto por el hecho de padecer una enfermedad crónica como por los síntomas propios de la misma (dolor abdominal, diarrea, pérdida de peso). «Cuando te detectan esta enfermedad crónica, no sabes que puede ser de tu vida, sí podrás desarrollar una vida plena, sí acabarás los estudios, sí tendrás que dejar los exámenes por un ingreso, no saber sí podrás acceder a la carrera que quieres.

En estos dos de vida que llevamos como asociación donde cada día descubrimos situaciones angustiosas provocadas por estas patologías y compartimos en primera persona sus consecuencias pudimos comprobar la necesidad de tener un espacio donde compartir las experiencias pero sobre todo detectamos la necesidad de asesorar y proporcionar ayuda sanitaria, moral, física, fiscal, laboral, terapéutica, social y asistencia a todas las personas afectadas, así como a sus familiares y entorno social, el fin de lograr la rehabilitación integral de este colectivo, haciendo frente a la enfermedad de forma activa y positiva y dotarlas de las capacidades necesarias para su autonomía personal e independencia social.